Viajar a Shangai

Visitar Shangai

shanghai-travelgenioViajar a Shangai es hacerlo a una de las ciudades chinas más cosmopolitas. Con gran contraste entre lo tradicional y lo actual, sus calles se llenan de vida con sus más de 23 millones de habitantes.

Si paseas por el barrio The Bund encontrarás las edificaciones más coloniales y que destilan estilo europeo. De hecho, una parte de Shangai, además, estuvo habitada por los franceses con lo que el barrio destila ese sabor al viejo continente.

Desde ahí, se ve a la perfección el distrito financiero, con los rascacielos, la Oriental Pearl TV (la tercera torre más alta del mundo), o el Shangai World Financial Center, el edificio más alto de todo el país y se dice que el cuarto del mundo. De hecho, su forma es muy característica y no tiene pérdida ya que es habitualmente comparado con un abrelatas. Todos estos edificios se encuentran en Pudong, que es considerada la zona económica por antonomasia de Shangai y por donde parece que se pasea a través del futuro, rodeado de rascacielos, luces y formas.

Shangai además ofrece la posibilidad de subirse en el tren más veloz del mundo, el Maglev, que además conecta la ciudad con el aeropuerto, llegando a alcanzar la velocidad de 431 km/h. Toda una experiencia para los recién aterrizados en el Aeropuerto Internacional Pudong, a unos 30 kilómetros de la ciudad y hub de aerolíneas como China Eastern Airlines y Shangai Airlines.

Existe también otro aeropuerto que sirve a la ciudad, el Aeropuerto Internacional Honqiao, en pleno límite con la ciudad.

Volviendo a la ciudad, otras de las visitas casi obligadas una vez en ella son la Plaza del Pueblo, el Jardín y el Mercado de Yuyuan uno de los más bellos de toda China. Adentrándonos en las entrañas de la ciudad, nada como pasear por las casas típicas de Xintiandi o visitar el Templo del Buda de Jade.

Share
Share